¿REALMENTE IMPORTA EL DISEÑO DE UN STAND?

Un stand es la imagen de la empresa en una feria.

 

Cuantas veces hemos paseado por una feria y hemos visto stands pobres, mal distribuidos, mal diseñados, con una gráfica que no se entiende o con un par de displays. También hay stands que impresionan, bonitos, con un diseño innovador, bien iluminados, con buenos acabados, con una gráfica acorde a la empresa y con un mensaje claro y acertado. No conocemos a ninguna de las dos empresas, pero ¿que vamos a pensaremos de cada una?  sin duda lo que su stand trasmite.

Un stand es la imagen de la empresa en la feria. En una feria más que en ningún otro sitio el dicho de que la primera impresión es la que queda es totalmente cierto, ya que normalmente no tenemos la oportunidad de causar una segunda impresión.

Lo que mostramos es lo que la gente percibe, ni mas ni menos. Si tenemos un stand cutre no podemos pretender que la gente piense que nuestra empresa es la mejor, aunque lo sea, los visitantes imaginaran una empresa cutre y si tenemos un stand espectacular no importa como sea nuestra empresa que vamos a dar la imagen de ser una gran empresa.

Esto no quiere decir que haya que hacer un stand que sea una obra arquitectónica, si no que, primero, hay que darle la importancia que tiene, y segundo, tenemos que tener claro qué imagen queremos que la gente tenga de nuestra empresa, y en función de eso haremos un diseño acorde con nuestro presupuesto. Se pueden hacer cosas muy dignas, que transmitan bien nuestro mensaje y la imagen de la empresa, que no sean carísimas y lograr así una buena primera impresión.

Por que si la primera impresión no es buena, ya podemos tener un producto mejor que el de la competencia que no lo vamos a vender igual.