¿REALMENTE IMPORTA EL DISEÑO DE UN STAND?

Un stand es la imagen de la empresa en una feria.

 

Cuantas veces hemos paseado por una feria y hemos visto stands pobres, mal distribuidos, mal diseñados, con una gráfica que no se entiende o con un par de displays. También hay stands que impresionan, bonitos, con un diseño innovador, bien iluminados, con buenos acabados, con una gráfica acorde a la empresa y con un mensaje claro y acertado. No conocemos a ninguna de las dos empresas, pero ¿que vamos a pensaremos de cada una?  sin duda lo que su stand trasmite.

Un stand es la imagen de la empresa en la feria. En una feria más que en ningún otro sitio el dicho de que la primera impresión es la que queda es totalmente cierto, ya que normalmente no tenemos la oportunidad de causar una segunda impresión.

Lo que mostramos es lo que la gente percibe, ni mas ni menos. Si tenemos un stand cutre no podemos pretender que la gente piense que nuestra empresa es la mejor, aunque lo sea, los visitantes imaginaran una empresa cutre y si tenemos un stand espectacular no importa como sea nuestra empresa que vamos a dar la imagen de ser una gran empresa.

Esto no quiere decir que haya que hacer un stand que sea una obra arquitectónica, si no que, primero, hay que darle la importancia que tiene, y segundo, tenemos que tener claro qué imagen queremos que la gente tenga de nuestra empresa, y en función de eso haremos un diseño acorde con nuestro presupuesto. Se pueden hacer cosas muy dignas, que transmitan bien nuestro mensaje y la imagen de la empresa, que no sean carísimas y lograr así una buena primera impresión.

Por que si la primera impresión no es buena, ya podemos tener un producto mejor que el de la competencia que no lo vamos a vender igual.

5 MINUTOS BASTAN PARA HACER UNA VENTA

En una feria tenemos muy poco tiempo para comunicarnos con los visitantes. Tenemos que hacerlo muy bien para lograr comunicar lo que nos interesa, obtener información, conectar las necesidades del visitante con lo que ofrecemos y lograr la venta.

¿Cómo hacerlo?

 

En 3 segundos debemos atraer a los visitantes para que se paren en nuestro stand.

Debemos utilizar preguntas abiertas; quién, cómo, cuándo, dónde o por qué. Preguntas relacionadas con el evento, nuestro producto o servicio y sus beneficios.

Evitar preguntas como ¿qué tal esta? ¿puedo ayudarle? ¿qué le esta pareciendo la feria? ¿ha encontrado lo que vino a buscar?

Es importante crear simpatía. Cuando hacemos sentir bien a las personas conectarán mas fácilmente con nosotros y mejorará nuestra imagen hacia ellos.

No debemos tardar más de 45 segundos en averiguar si el perfil del visitante coincide con nuestro target. Para saber si podremos hacer negocios con esa persona y qué posibilidades tenemos de que compre nuestro producto tendremos que hacer las preguntas adecuadas.

En 3 minutos tenemos que conocer las necesidades del visitante.

Si hemos visto que tenemos posibilidad de hacer negocios con esa persona, pasamos a la fase de preguntas para averiguar exactamente lo que quiere.

Compartir información. Ahora es el momento de hablar de nuestra empresa, de nuestros productos y de los beneficios, antes no. Ya hemos escuchado y recogido suficiente información. Tenemos que comunicar nuestro mensaje en tan solo 60 segundos. Tenemos que vender muy bien nuestra empresa, producto o servicio, en una sola frase y hacer preguntas cerradas, para que nos de un si o un no.

Esto que parece sencillo, necesita mucho tiempo de entrenamiento.
Para 5 minutos de excelencia necesitamos por lo menos 50 horas de preparación.

¿EL ECODISEÑO PERMITE REDUCIR COSTES?

Los dos principales obstáculos históricamente aducidos por los organizadores de eventos para no decantarse por una opción decididamente sostenible son el incremento del coste y la ausencia de alternativas atractivas.  Estamos ante:

a- Un problema real

b- Una idea preconcebida

 

En este texto de hoy me centraré en la cuestión económica y dejaré para una próxima reflexión la incidencia de la estética en la percepción de la sostenibilidad, pero seguro que al acabarlo somos capaces de elegir la respuesta correcta.

Tanto el organizador de eventos profesional como el departamento de comunicación de una compañía con actividad expositiva propia deben tener una estrategia de sostenibilidad de largo alcance que genere proyectos coherentes de forma natural. El problema surge cuando para cada acción se requiere una inversión masiva en horas de investigación y búsqueda de materiales y soluciones óptimas, teniendo en cuenta que la escasez de tiempo es el ingrediente indispensable de todo proyecto que se precie. Contar con un sistema de cálculo de impacto ambiental adaptado a las características del sector, que se pueda alimentar con soluciones y que garantice soluciones ambientales realmente válidas,  ahorra tiempo y dinero en las fases de diseño y conceptualización.

El ingenio y la creatividad son dos vías maravillosas para crear eventos mejores (ambientalmente, con mayor retorno económico, con mejor recuerdo en los asistentes…) pero, como en todos los ámbitos, contar con técnicas eficaces ayuda a plasmar las buenas ideas en buenas realidades. Las soluciones estructurales, esos engranajes invisibles que hacen que todo funcione, admiten metodologías de reutilización activa que no interfieren negativamente a la imagen final del evento. Los sectores donde el ecodiseño más se está desarrollando, fabricantes de EuP (productos que usan energía), potencian dos líneas donde hacer valer las mejoras de eficiencia energética: Producción más limpia (menos consumo energético en las fases productivas) y uso más sostenible (más horas de funcionamiento con menos consumo energético). La correcta aplicación de medidas en estas dos áreas permite a los fabricantes ahorros en su factura eléctrica y argumentos de venta ante el consumidor final. En el sector de la arquitectura efímera estos dos factores no son predominantes en el impacto ambiental por lo que la eficiencia debe buscarse en aspectos como la reutilización consciente, controlada y eficaz de los elementos constructivos.

Consciente: Utilizar elementos reutilizados ocultando su procedencia es un error, hay que dar valor ambiental a su uso ante el cliente y ante el asistente al evento.

Controlada: Diseñar elementos en función de un ciclo de utilizaciones real garantiza que funcionen correctamente a lo largo del tiempo. En cambio, recoger elementos sueltos de un evento porque han gustado no suele funcionar si no han sido diseñados con ese objetivo: se guardan eternamente a la espera de un proyecto en el que encajen, se dañan al desmontarlos, hay que preparar nuevos soportes, no se transportan ni almacenan adecuadamente, el formato no encaja con el siguiente evento…

Eficaz: Los ahorros en tiempo y dinero se suman al objetivo de mejora ambiental calculada y real.

Conclusión: La respuesta correcta es la B. Unas adecuadas técnicas de reutilización integradas en la metodología de ecodiseño consiguen mejorar la sostenibilidad ambiental y económica de las actividades feriales

COMO NO VENDER EN UN STAND

Los 5 errores más comunes de los vendedores en los stands

 

Vender en una feria es diferente de otros escenarios de venta y nos damos cuenta de ello cuando visitamos una feria y nos fijamos en el personal de los diferentes stands.

1. Un error muy común es bombardear con información a todo el que pasa por el stand, da igual a quien hablan, si esta interesado en su producto o no, si lo necesita o no, si alguien pasa por su stand hay que soltarles el rollo. ¿Que objetivo tiene eso? ¿cree alguien que así va a vender más? ¿Cómo? Realmente es algo que no tiene ningún sentido en una feria profesional.

2. No saber filtrar los asistentes a los que dedicamos nuestro tiempo y perder el limitado tiempo que tenemos con personas que no son nuestro target.
Hay que saber filtrar y descubrir rápidamente si la persona que se ha parado en nuestro stand es un posible cliente o no (o si tenemos posibilidad de hacer negocios con esa persona), y si descubrimos que no, despedirle amablemente dándole las gracias por visitar nuestro stand. No debemos perder la oportunidad de atender a un posible cliente con alguien que no va a reportarnos nada, queremos maximizar nuestra participación en la feria y que ésta sea rentable y efectiva.

3. La incorrecta colocación del personal, bien porque interrumpe el acceso al stand, porque intimida y hace que la gente pase de largo, o por no estar en su puesto. Si no se nos ve disponibles perdemos la oportunidad de atender al visitante.

4. No cuidar el lenguaje no verbal y no saber comportarse. Aunque parezca una obviedad, estar sentado, estar hablando o jugando con el móvil, hablar con los compañeros, comer, beber, mascar chicle, o mostrar sensación de aburrimiento o cansancio son comportamientos y actitudes que claramente transmiten el mensaje de que no queremos atender a ningún visitante.

5. No cerrar las conversaciones. Es vital cerrar las conversaciones con el publico de interés. El cierre nos asegura el siguiente paso para generar el negocio que buscamos. No se debe dejar ir a ningún contacto potencial sin haber cerrado la conversación. Los dos deben saber cual es el siguiente paso, una llamada en los próximos días, una visita, el envío de una oferta, de una tarifa, etc.

La próxima vez que visites una feria observa al personal de los stands y te darás cuenta de que son errores muy comunes que dan una imagen bastante negativa de las empresas. Lo extraño es ver stands donde el personal esté haciendo su trabajo correctamente, así que existe una enorme ventaja para quien participe en una feria con un equipo bien formado.